ANTIPASTO, LOS ENTRANTES ITALIANOS

Con la denominación Antipasto se engloban una serie de platos que se toman antes del plato principal de la gastronomía italiana, tomado como aperitivo o entrante. Por eso, podemos decir que el Antipasto equivale a los entrantes italianos.

         El nombre antipasto cuyo plural es anitpasti se deriva de la palabra italiana «pasto» que significa comida. Anti-pasto viene a significar, lo que se toma antes de la comida, no con intención de dejar saciado, sino que se toma con el objetivo de abrir el apetito.

 

El origen del antipasto viene de antaño. La tradición de servir alimentos antes de la comida se remonta al Renacimiento italiano, cuando se servían los antipasti y después los postpasti. Entre los antipasti se servía el prosciutto con alcaparras, el fiambre de lengua de ternera e incluso dulces similares al mazapán, con el objeto de abrir el apetito a los comensales.

Variedades de antipasto

Verduras

Los más famosos antipasti son el jamón de Parma o prosciutto, la mortadela de Bolonia entre los fiambres, o los pepinillos, la bottarga, los pimientos asados o las berenjenas junto a las aceitunas, las cebollitas o incluso la fruta entre los segundos.

 

Sabias que los quesos son también ingredientes habituales tanto los quesos de sabor más potente como el Parmesano Reggiano, los Pecorinos o el Asiago, y algunos quesos suaves como burrata, mozzarella o similares que combinan muy bien con los embutidos y las verduras.

 

En ocasiones, muchos restaurantes sirven mezclas de unos y otros ingredientes en un plato de la carta, llamado «Antipasto» que incluye un surtido de los diversos antipasti, de modo similar al plato llamado «entremeses variados» que en la gastronomía española de hace unas décadas iniciaba cualquier banquete familiar en España.

antipasto verduras

Variado

Aunque hay algunos antipasti calientes, como las alcachofas fritas o asadas por poner un ejemplo, en general se agrupan entre los platos de antipasto todo tipo de aperitivos y entrantes fríos. Hay mucha variedad y en todos los restaurantes italianos la sección de Antipasto es siempre muy importante.

 

Incluiríamos desde platos muy sencillos como raciones de embutidos como mortadela y salami cortado en finas lonchas, –denominado affetati– a ensaladas y preparaciones de verdura en frío, pasando por algunos encurtidos, quesos aceitunos o incluso pequeños platos más elaborados.

 

Los antipasti más habituales son de dos clases: por un lado platos derivados de la carne en forma de embutidos, que se suelen servir loncheados y por otro, los platos de verduras asadas y las variantes y encurtidos.

Pan

También se sirven como antipasto platos de conservas de pescado como por ejemplo de atún o de pez espada, normalmente en compañía de ensaladas de verduras asadas, como la de pimientos rojos o la de berenjena, resultando un plato similar a la esqueixada, el esgarraet o la sanfaina tradicional de la cocina mediterránea española.

 

Para acompañar los antipasti, es costumbre llevar a la mesa panes variados como la focaccia o los grisini así como tostadas o bruchettas. También se suele facilitar a los comensales una botella de buen aceite de oliva virgen extra para que puedan añadir ese aliño sobre las verduras o los diferentes productos.

 

Seguro que ahora que sabéis más del antipasto, de los clásicos entrantes italianos, estáis deseando ver qué vendrá después como plato fuerte, qué recetas vamos a preparar con la pasta Barilla una vez que hemos abierto el apetito.

 Caponata Siciliana Ingredientes: Para 4 personas

1 Berenjena grande

120 ml Aceite de oliva virgen extra

2 Apio

1 Cebolla

Usa ½ Pimiento amarillo

Coloca ½ Pimiento rojo

Ten  ½ Pimiento verde italiano

400 gr Tomate

30 ml Vinagre

Azúcar al gusto

125 gr Aceitunas

3 cucharadas de Alcaparras

Anchoas al gusto (opcionales)

Sal

Cómo hacer caponata siciliana

Cortamos en dados la berenjena y la ponemos con una cucharada de sal a drenar una hora encima de un papel de cocina o un colador. Secamos con más papel y la reservamos. Picamos en trozos iguales el resto de las hortalizas.

En una cazuela calentamos un poco de aceite de oliva y salteamos la berenjena seis minutos.

 

La retiramos a una fuente, bajamos el fuego y añadimos un poco más de aceite. Salteamos el apio y retiramos. Añadimos otra cucharada de aceite y agregamos los pimientos con una pizca de sal y los cocinamos seis minutos, pasándolos de nuevo a la fuente.

 

Agregamos otra cucharada de aceite y salteamos la cebolla cinco minutos, aumentamos el fuego y echamos los tomates en dados, dejamos cocinar cinco minutos y agregamos el vinagre y el azúcar.

 

Cocemos unos ocho minutos, reincorporando todos los vegetales junto con las aceitunas en trozos y las alcaparras.

 

Incorporamos las anchoas picadas, dejamos cinco minutos y retiramos para que se enfríe. Es recomendable refrigerar antes de servir.

«Mangiare per vivere e non vivere per mangiare» (comer para vivir, no vivir para comer)

-cultura italiana

Referentes Italianos

La mejor manera de mantenerse actualizado e informado 

Fin de la publicación