PIZZA A LA CARBONARA

Cuando se presenta en una mesa inmediatamente se despierta el apetito y el deseo irresistible de comerla. Esta receta va a encantar a todos en casa

Lo que realmente destaca en la piza a la carbonara es el relleno y en él centraremos nuestra receta.

 

La historia dice que esta pizza es una versión de la pasta Carbonara. La pizza a la carbonara fue una creación exclusiva dedicada a los Reyes de Italia Umberto I y Margherita de Saboya. En una visita a Nápoles se encargó a un cocinero de prestigio la preparación de una pizza para agasajar a los ilustres visitantes. Y así nació la pizza a la carbonara, que no lleva tomate ya que, en esos tiempos era considerado venenoso.

Hora de disfrutar de una deliciosa pizza

Los ingredientes suman nutrientes, por lo que es un buen alimento. En la actualidad, la pizza a la carbonara es una variedad de pizza internacionalmente famosa y una de las más solicitadas.

¿Cuál es la diferencia con las pizzas tradicionales?  Principalmente la salsa. A diferencia de las pizzas típicas, la pizza a la carbonara lleva una salsa un tanto pegajosa y transparente, en la que se destaca el jamón o bacón y los quesos.

 

Presentamos la receta de la auténtica pizza a la carbonara. Es fácil de preparar, solo es preciso tener en cuenta los detalles y seguir el paso a paso.  Se prepara con la receta de masa de pizza que resulte más a gusto de los comensales.  La pizza italiana de Nápoles, suele ser alta, con masa gruesa, mientras que en Roma es fina y crujiente.

 

Probablemente, la pizza carbonara es la receta más sencilla para hacer en el horno de tu casa y compartirla con amigos o familia en esas noches de peli y pizza o cuando nos reunimos unos cuantos para ver juntos los encuentros deportivos en una cena en grupo.

 

Son ocasiones en las que no buscamos tanto ofrecer a nuestros invitados platos muy gastronómicos, sino que queremos recetas sencillas, fáciles y rápidas que sean cómodas para repartir cuando tenemos la atención en el evento por el que nos hemos reunido. En estas reuniones, la pizza carbonara resulta ideal.

 
Con qué acompañar la pizza carbonara

 

Para acompañar la pizza carbonara, dada su carga calórica y el efecto saciante, os recomendamos si acaso comenzar con un aperitivo ligero y finalizar con un postre muy suave como las rosas de manzana al horno, que no llevan azúcar. Seguro que todos quedaréis encantados con este menú para esas noches de peli-pizza o en las que nos reunimos para animar a nuestro equipo de fútbol preferido.

Receta

 

Ingredientes

 

Para 4 personas

Masa de pizza casera o refrigerada

Nata líquida para cocinar 100 ml

Bacon 200 g

Queso Mozzarella 1 bola

Sal una pizca para el bacon

Champiñones laminados 4

Pimienta negra molida al gusto

Queso rallado para pizza (variado) 100 g

 

La receta de la carbonara que vamos a usar para hacer la pizza no es la de la receta de la salsa carbonara auténtica, la que se hace sin nata, sino la que se suele utilizar en las recetas de pizza carbonara de la mayoría de cadenas de restaurantes y empresas de pizza a domicilio, es decir la que se elabora con bacon, nata, champiñones y queso.

 

Preparación

 

Comenzamos preparando la masa de pizza, -podéis usar una refrigerada si vais con prisa- o amasar la nuestra siguiendo las indicaciones que os dimos para que no cometáis ningún error al hacer pizza casera. Para hacer la salsa carbonara, comenzamos cortando el bacon en tiras muy finas y las salteamos en una sartén hasta que comiencen a soltar su grasa.

 Las reservamos que ya se terminarán de cocinar en el horno. En la grasa que hayan soltado, salteamos los champiñones laminados vuelta y vuelta, reservándolos también.

 

Después añadimos la nata líquida y 50 g de queso rallado en hilos -cualquier mezcla que nos guste- y la reducimos hasta que empiece a fundirse el queso.

 

Extendemos la masa o base de la pizza, ponemos tres o cuatro cucharadas soperas de la salsa de nata y queso sobre ella y la extendemos bien con el dorso de una cuchara. Después añadimos la mozzarella desmigada en trocitos, los taquitos de bacon y champiñones y el resto del queso rallado en hilos.

 

Añadimos un poco más de la salsa carbonara que hemos elaborado, -repartiéndolos por toda la superficie de la pizza-, espolvoreamos con abundante pimienta negra y la horneamos en horno a 230º durante unos 15 minutos hasta que los bordes de la pizza comiencen a tostarse.

«Mangiare per vivere e non vivere per mangiare» (comer para vivir, no vivir para comer)

-cultura italiana

Referentes Italianos

La mejor manera de mantenerse actualizado e informado 

Fin de la publicación